Significado De Namaste.

Publicidad de Google AdSense:

El significado de namaste es bien alterno es una de estas clases de palabras que se encuentran dotadas de un mensaje que se hace tan hermoso como tan enriquecedor, se unen la acción con la palabra son inseparables.

Publicidad De Google

Quienes son practicantes del yoga de manera habitual estarán ya más que acostumbrados a pronunciar esta popular expresión al final de cada clase, pues nos encontramos frente a un vocablo que es originario del idioma sánscrito y que goza de una enorme trascendencia en el sentido  espiritual en  las diferentes y variadas culturas del continente Asiático, pero ¿Cuál es realmente u significado?, sigue leyendo y no dejes de lado toda la información que te traemos hoy.

 La verdad en todo este asunto es que existen una enormidad de diferentes conceptos que solo cobran realmente cobran un sentido real y verdadero en las lenguas  de las cuales el mismo es originaria.

Dada la amplitud de la gran cantidad de complejidades que nos enseña el propio idioma sánscrito, no resulta para nada sencillo hacer como símbolo en otro idioma diferente todo ese mundo de imágenes, sentidos, intenciones y religiosidad que se manifiestan contenidos en una sola palabra namasté, en un compendio de vocales y consonantes.

significado de namaste

Podríamos comenzar explicando que la propia raíz de la palabra nos revela algo que es la raíz etimológica de la misma,  hablamos del fonema nam y te, la traducción literal de las mimas sería algo así como yo te saludo, yo saludo a tu alma,  o yo reverencio a mi ser ante ti.

Sin embargo, este pequeño fonema dice mucho más. Existe algo que lo hace divino, de otro plano, existe una connotación que es bondadosa y ética, existe un velo en aéreas como la energía y la espiritual claro sin dejar el tema religioso de lado

Se pueden decir sin temor a equivocarnos que pocas palabras en el mundo encierran en cada una de sus letras una inmensidad tan grande que nos hable acerca del significado de poder.

«Recuerda que el énfasis que hace el corazón. La mente vive siempre en completa duda y el corazón por el contrario vive de y para la confianza. Cuando confías, es cuando te das cuenta de repente que comenzaste a focalizarte».

-Osho-

Origen del término Namaste.

Los inicios de la palabra namasté son realmente muy antiguos y remotos. Pues nos encontramos hablando de la cultura hindú y todo lo que ella representa en su pasado ancestral de esta clase de cultura, la cual te hemos venido explicando es variada de forma inmensa en cuanto a prácticas místicas, religiosas, tradiciones y hasta en los dialectos, entre otros aspectos figurativos. 

 Uno de los principales idiomas que se hablan aun con frecuencia en la India es justamente su idioma de origen el sánscrito, el mismo es considerado como una lengua tradicional y sagrada, y el cual dicen los especialistas en lingüística es un idioma casi perfecto.

Su gramática es hermosa, limpia  admirable, y hasta no hace mucho tiempo era el conducto utilizado para la expresión y la comunicación entre eruditos, líderes de diferentes religiones, brahmánicos y metafísicos.

Namaste también se puede conseguir escrito como la palabra Námaste, llevando tilde respectiva en la letra a, es por lo tanto un término que siendo proveniente del sánscristo que es la lengua clásica y tradicional en la India, su significado por lo general es desconocido por la gran mayoría de las personas precisamente por esto, el término Namaste tiene sus orígenes en tierras realmente lejanas de cualquier región que sea hispanoparlante.

Es así pues, en el texto de hoy que hicimos un desglose muy importante acerca de este término para poder descubrir todo lo que respecta a su historia y a sus aplicaciones de este vocablo tan importante.

Además, podemos agregar que el término sánscrito, se puede traducir casi de forma literal a lo que es hecho de manera perfecta. Incluso, en algunas partes pertenecientes del sur de Asia, se emplea el término namaskar como un sinónimo para poder dirigirse con sumo respeto a las personas mayores, y a las que se supone tienen mayor conocimiento.

Los hindúes emplean desde muchos siglos la palabra namasté como una forma de saludo y de igual forma de despedida. Sirve en muchas ocasiones para dar las gracias, más sinceras también, en otros momentos es una palabra que ayuda a pedir permiso, para ofrecer respeto.

Es bueno hacer de tu conocimiento que el sánscrito al ser una lengua originaria y tradicional de la parte norte de la India, es muy arcaica y se dice que su historia cuenta con un aproximado  de más de 3500 años de antigüedad.

Se utiliza en una cantidad de culturas numerosas culturas en Asia, es tan frecuente como el hola y el adiós que se utiliza en el idioma cotidiano español. De esta forma, el namasté se emplea para saludar, despedirse, dar gracias, pedir, enseñar veneración y respeto y hasta para rezar.

Por lo normal va acompañado de una inclinación que es muy leve de la cabeza hecha con las palmas de las manos abiertas y entrelazadas entre sí, frente al pecho, en la posición conocida como oración en el occidente. También se utiliza en algunas culturas del occidente donde la inclinación es distinta por ser más pronunciada buscando un sinónimo de respeto.

El término en sánscrito se escribe नमस्ते y se utiliza la escritura devanagari; la cual se puede traducir a namastē, indicando con la lengua que el sonido de la e se hace de forma doble, y por lo tanto no es igual a la e a la que se le coloca la tilde en español (é).

Vídeo Sugerido: El significado de namaste.

Raíces etimológicas de esta palabra.

Vamos a adentrarnos en lo que es la parte etimológica de esta palabra tan antigua. Para comenzar, hay que recordar, que como ya te hemos venido señalando desde el inicio del artículo de hoy, namasté es una palabra que se nos presenta de forma compuesta.

También te puede interesar:  Significado De Ana.

El término solo o prefijo namas se puede traducir a un significado de reverencia o saludo, y proviene de forma etimológica de lo que es el nam, que literalmente quiere decir inclinarse o postrarse. Por otro lado el sufijo te, es conocido en la gramática como un pronombre de uso personal, el cual es bastante semejante a su equivalente en el idioma español, que por cierto significa a ti.

Entonces, si procedemos a juntar estos significados, descubrimos que en una sola palabra como lo es  namasté podríamos conseguir el significado de algo así como yo me inclino, yo me reverencio o un te saludo desde el alma puramenteSin embargo, aun no hemos llegado hasta  aquí al significado total el significado de esta palabra que es clave en la era moderna.

Podemos encontrar también en las raíces etimológicas del término Namaste se consigue en la atávica de la cultura e origen hindú o hindi.

Es uno de los muchos y diferentes  idiomas que se hablaban en tiempos remotos en toda la geografía tanto Nepali, como India, es considerado en nuestros tiempos una lengua respetada y sagrada para todos los que son practicantes de actividades pertenecientes al hinduismo.

El concepto de Namaste, pues muy bien se utiliza como una forma tradicional de saludar, bien en el encuentro como en las despedidas, se emplea para agradecer. Se utiliza de igual forma para otorgar las gracias o cuando debemos pedir algo, y siempre es una muestra inequívoca de nuestro respeto hacia la otra persona.

 Los diferentes significados de Namasté 

Vayamos más adelante, de lo que es el aspecto de la semántica de forma estricta en el significado de la palabra namasté.  Para poder comprender muy bien su significado debemos radicalizar y profundizar en el universo que vas desde lo espiritual hasta llegar a lo filosófico con que cuenta el idioma sánscrito. Sigamos.

El prefijo namas puede ser utilizado para interpretar la frase nada de lo mío. Por tanto, esta palabra vendría a ser un símbolo de igual forma de la gran importancia de dejar a un lado de nuestras vidas, el ego que tanto daño nos hace en una actitud de sincera y reflexiva humildad frente a los demás.

Si este saludo se hace de forma sincera desde lo más íntimo del corazón, se puede establecer una conexión estrecha y genuina entre los seres humanos. Un aspecto que es muy importante y que va mucho más allá de las expectativas del ser humano y de las máscaras que nos coloca la sociedad.

Cuando procedemos a realizar la pronunciación de la palabra namasté, por lo general la hacemos acompañar de un gesto muy especial, que en el mundo de la energía se conoce como un mudra, el mismo consiste en que la persona coloca las palmas de sus dos manos en forma de  oración y las lleva hasta el centro de tu pecho,  justamente encima del chakra del corazón.

Esta posición tan especial, y según nos cuenta el budismo, nos permite mantenerse en reposo y hacer fluir toda nuestra energía para encontrarnos siempre en total armonía y equilibrio con todo el mundo.

Existe otro matiz del significado en el área espiritual de este término tan multifacético y es aquí donde justamente hacemos referencia a la creencia de que existe una chispa de la divinidad en cada ser vivo.

Es por lo tanto, cuando el término namasté se encuentra acompañada del gesto que simboliza al mudra, nos encontramos reconociendo, nada más y nada menos que a la presencia divina que habita en uno mismo pero en la otra persona. Si lo expresamos con términos, sería algo así como:

“La chispa divina que existe en mí reconoce a la chispa divina que existe dentro de ti”

De esta forma, hay un componente que se le suma como un plus a la palabra namasté. Es este donde se simbolizan justos que el espíritu que vive en ti y el mío son solamente uno.

Todos nos encontramos interconectados, todos somos una parte de este enorme universo. Lo que a ti te hace realmente feliz a mí me hace por ley cósmica feliz. Por ende lo que a ti te afecta a mí también me debe afectar.

En cada uno de los casos anteriores, si o has notado lo que se trata de transmitir principalmente es un saludo cordial y amoroso, o una despedida con el mismo sentimiento a la otra persona, esto es claro siempre desde la parte que se nos hace más profunda, intensa y espiritual de todo nuestro ser.

Un gesto que debe ser sincero y auténtico, libre de todo prejuicio de falsa moralidad, y que se origina y surge desde la parte que se supone es más bondadosa en nuestro interior de nosotros hacia las demás personas con las que convivimos.

manos-juntas-con-mariposa

Publicidad De Google

El yoga y Namasté.

Si eres de las personas que cuentan con el enorme privilegio de ser una persona en conocimiento y adentrada en el mundo de todo aquello que son las terapias de energías y la relajación y prácticas disciplinas como el reiki, o el yoga, puede ser que te hayas percatado de que siempre en todo momento los instructores suelen utilizar esta clase de palabra que se hace un poco intrigante para aquel que no la conoce.

De la misma forma, es muy frecuente también que hayas escuchado en alguna ocasión especial la misma palabra en ambientes específicos de profundización en las energías y en el área espiritual, incluso en otras culturas de Asia.

En las clases de la reconocida actividad que se conoce como yoga es algo muy común que la palabra namasté aparece solo al final, como una especie de despedida.

Sin embargo, lo ideal de todo el asunto sería que la práctica de esta clase de mudra también se diera desde la introducción, es decir desde la apertura de la clase y en la preparación como una manera de recepción en las energías, de manera que podamos impregnar en las otras personas, este sentido de bondad, apertura, y recepción que se hace de forma tan sincera.

No obstante todo lo anteriormente descrito, es debido a que al final de cada una de las clases tanto la mente, como el ambiente se encuentran mucho más serenos, y es por esto que por lo general, los instructores en el yoga prefieren comenzar a repetir esta clase de mantra cuando la energía se traspasa, más limpia, enérgica y mucho más propicia.

Esto no es otra cosa que cuando nuestros diferentes cuerpos se mantienen mucho más relajados y hemos ejercitado todo nuestro buscando una forma de calmar nuestro espíritu. Namasté es una manera de honrar de forma muy respetuosa a la otra persona que tenemos cerca, un modo de enseñar todo el agradecimiento y respeto que habita en nuestra alma desde la parte más profunda e intensa de todo nuestro ser.

También te puede interesar:  Significado de Sergio.

Es justo a partir de ahora, que ya conoces este término que cuando escuches, repitas o o digas la palabra namasté, debes recordar inmediatamente que, según esta cultura de tiempos ancestrales, te encuentras participando de forma conscientemente en todo el proceso de evolución que llega a tu espíritu, que esta palabra tan especial, tan peculiar busca estimular todo lo bueno que se encuentra en tu interior.

Pues es solo con la pronunciación de este término, si lo hacemos acompañado del gesto tan particular, transmitirás de manera inmediata que tu deseo es ayudar y favorecer un encuentro, místico y real, que va impregnado de mucho respeto hacia la otra persona que tenemos cerca, sin importar la edad, la raza que sea, sin ningún tipo de criterio que irrumpa en lo realmente bueno ya que namasté solo se comprende desde lo que es el ser mismo.

La esencia divina, la purificación del alma y el budismo.

Otra característica que hace realmente interesante el significado espiritual de esta palabra se encuentra precisamente en la firme creencia de que hay una esencia de la divinidad en cada ser humano. Por lo tanto, según todas las tradiciones místicas y religiosas en las que se encuentra fundamentado este tipo de término, al  realizar la pronunciación de la palabra Namaste mientras se realiza el mudra, que son las manos unidas en posición de oración y una inclinación que es muy leve del tronco hacia el frente, cuyo principal significado cultural es perteneciente a las religiones orientales, estamos dando plena certeza y fe de la presencia de esa esencia de Divinidad dentro de uno mismo, al mismo tiempo que en la otra persona.

Las esencias divinas se deben reconocer y al mismo tiempo saludar de forma muy respetuosa.

A pesar de que al hacer las sesiones de yoga se suele utilizar la palabra namaste al momento de despedirse, al terminar la clase, lo cierto es que se usa más como un saludo de entrada que una forma de decir adiós.

De hecho, los legítimos y auténticos profesionales que practican y enseñan las disciplinas orientales basadas en el autoconocimiento, realizan la recomendación de utilizar  Namaste no solo en la introducción y sino también en los primeros ejercicios de cada sesión, en la práctica a manera de mantra, aunque en este punto te explicamos que no hay ninguna razón fundamentada en el método científico por lo que esta clase de palabra deba ser usada en un contexto y no en otro.

Según nos dice el escritor de origen budista Dōgen (1200-1253):

Con tal de que exista un verdadero respeto y la reverencia sea real, el camino del Buda no decaerá.

En otras palabras, a menos que podamos observar la bondad de otros totalmente y focalizar nuestro homenaje hacia ellos de forma absoluta, sin ninguna clase de pensamiento que sea egoísta, o con una segunda intención y realizar la reverencia de forma completa de corazón, no nos encontraremos cerca del estado de iluminación, tan deseado de cuerpo y de mente, que es el principal enfoque de la práctica budista.

Este tipo de expresión se suele utilizar en el mundo occidental, simplemente como una forma de expresar y mantener buenos deseos la otra persona, nos hace humildes y nos enseña a dejar el ego a un lado.

saludo espiritual

El uso secular de esta palabra.

Por supuesto, es algo evidente que no es requerido creer fielmente en la fe de origen budista para hacer empleo de esta palabra. Sin embargo, siempre hay que tomar muy bien en cuenta que dado que al encontrarse en la práctica de diferentes formas en la meditación suele darse en ambientes que están y se mantienen de alguna forma asociados directamente al budismo, puede ser un elemento prioritario que se encargue de contribuir a ambientar ciertas sesiones de prácticas, deportes y de terapias, la cual en muchos momentos va a ayudar a aumentar su poder en la sugestión de la persona como tal.

Tampoco hay que olvidar que las tareas conectadas con la regulación de lo que es el foco de la atención de los principales aspectos vinculados a la sugestión son realmente muy importantes, por lo cual vale la pena aprovecharse de todo su potencial para alcanzar el resultado que tanto se desea y de igual manera poder facilitar el trabajo a quienes trabajan en estas clases de experiencias.

El idioma en si nos dice mucho por ser considerado un idioma especial y sagrado por ser conocido como el principal idioma en el orden litúrgico perteneciente al hinduismo y considerado de igual forma un lenguaje filosófico para el janaismo y el budismo.

Cuando el saludo Namaste se hace desde lo puro, lo auténtico que es perteneciente al alma, cuentan los antiguos orientales que se crea un vínculo real, pleno y genuino entre las dos personas, mucho más allá de los roles sociales, las expectativas y los intereses.

Las principales connotaciones esotéricas de la postura del namaste.

En el hinduismo, así como en el budismo la palma de la mano del lado derecho se encarga de representar la planta de los pies de Dios y la palma de la mano del lado izquierdo se encarga de representar a la cabeza de la persona que es la devota.

En otros aspectos religiosos, la persona que trabaja haciendo el gesto empalmar las dos manos, está eliminando en ese momento todas sus diferencias con la persona a la que reverencia, y se abre una estrecha relación de alma con ella.

La mano derecha es la encargada de representar la naturaleza del ser humano más alta, la del área espiritual, mientras que la del lado izquierdo se encarga de representar el ego malicioso y mundano. La inclinación que se realiza con la cabeza es una indicación simbólica ferviente y leal de lo que es el respeto.

En el Japón el mudra del Namaste.

En el Japón esta clase de gesto que se realiza con las manos, claro está con una reverencia mucho más inclinada hacia el frente se le es conocida como gasshō (合掌).

El significado e interacción de la palabra namaste dentro de la literatura.

En la novela que lleva por nombre el viaje de los tontos o en inglés The journey of the fool , perteneciente a Fady Bahig, conocido también como el gurú ficticio Sri Bakashānanda explica el significado y símbolo de námaste:

También te puede interesar:  Significado de Sara.

Tiene como principal significado y quizás uno de los más cercanos a la realidad‘yo saludo a la luz de Dios que se encuentra dentro de ti’. De hecho, esto se traduce a que la luz de Dios en mí esta saludando a la luz y la claridad de lo que es perteneciente a Dios dentro de ti. Pero tú también sabes y conoces muy bien que no existe ninguna clase de diferencia entre la luz de Dios que se posa dentro de mí y la luz de Dios que se posa dentro de ti.

Y ya que estos saludos solo se pueden hacer entre dos entidades distantes y separadas, para los practicantes sería mucho mejor no hablar para nada acerca de saludos, sino decir que la luz de Dios que está en nosotros celebra su presencia y estadía de forma eterna en nuestros corazones.

Nuevas etimologías del Occidente de la palabra Namaste.

Los occidentales que se aprendieron todo acerca del término námaste, del cual el significado literal es yo te hago una reverencia que conseguimos dentro de los libros de yoga creen que esta palabra no es otra cosa que parte de la práctica yóguica, y han ido inventado significados erróneos de la misma:

  • Lo que es mejor de mí te saluda.
  • Tu alma y la mía son solo un alma dentro de Dios.
  • El Dios que vive en mí observa y honra al Dios que mora en ti.
  • Pueda el Dios que está dentro de ti, llegar a bendecirte.
  • La divinidad dentro de mí saluda a la divinidad que esta dentro de ti.​
  • Observo solo el bien en ti, porque conozco muy bien el que está dentro de mí.
  • Yo saludo y respeto a ese lugar donde ambos somos solo uno.
  • Mi ser interior se encarga de bendecir y de saludar a tu propio ser interior.
  • Mi energía y amor de origen superior saluda a tu energía y amor de origen superior.
  • Te saludo con total respeto y reverencia no a ti, sino a lo que está en tu interior.
  • Yo me encargo de honrar al espíritu que mora en ti que también se encarga de honrar al espíritu que mora en mí.​
  • Adoro a tu verdad y realidad interna, que no se encuentra refiriéndose a ti como una clase de ego.
  • Mi budeidad latente en mi interior reverencia a tu budeidad latente en tu interior.
  • El espíritu que se encuentra dentro de mí se encuentra plenamente identificado con el espíritu que se encuentra presente dentro de ti.
  • Mi saludo especial y de respeto reconoce la igualdad que existe en todos, y rinde honor a la santidad, a la luz y la interconexión entre todos, así como a la fuente principal y divina de de esa unión.
  • Yo reconozco plenamente que dentro de cada uno de nosotros existe un lugar auténtico donde mora y perdura la Divinidad, y cuando nosotros nos mantenemos en ese único lugar, nosotros somos uno solo.
  • Yo honro y respeto ese lugar tan especial en ti en donde mora y habita el universo completo, yo honro esa clase de lugar en ti que es un sitio lleno de verdad, de amor, de luz. Y sé que cuando tú te encuentras en ese lugar que está dentro de ti, y yo estoy en ese sitio dentro de mí, tú y yo somos solamente uno.​

Namaste se trata de invocar la idea de que todas las personas se mantienen compartiendo y conviviendo bajo la misma esencia y chispa divina, la misma buena energía, el mismo espacio que es el universo, por lo que tanto la palabra como la acción mantienen una fuerza de paz la cual es muy fuerte.

En algunas partes que son pertenecientes a la India como, por ejemplo, en el área donde se habla en nuestros días el idioma punjabi, la palabra y la acción de námaste se emplea no solo para saludar a los residentes propios de la zona, sino para todas las personas que pasan por allí y se acepta en todas las diferentes religiones.

mudra namaste

 

A pesar de su antigüedad y de su origen que es tan sagrado, se utiliza de manera muy frecuente como un saludo cotidiano de respeto en sitios como el Nepal y en la India y en el Nepal, en especial en la zona donde viven los monjes budistas del Himalaya. Debido a las peculiaridades del idioma en sánscrito y lo amplio de este concepto, en una traducción aproximada, namaste nos dirá “El Espíritu dentro de mí honra y respeta al tuyo”.

Las palabras lo divino o el espíritu  no tienen una connotación y significado de tipo religioso simplemente se refiere más bien a todo lo que es nuestra esencia. Podríamos sustituirlo entonces por alma, corazón, o cualquier otra clase de palabra que te resulte más cercana y parecida a esta explicación.

Su significado tan profundo es siempre en todos lados el mismo lo utilicemos en el contexto en el que lo utilicemos, y se fundamenta en el pleno conocimiento de que todos nos encontramos hechos de la misma clase de conciencia positiva. La acción de namaste como saludo también se puede realizar mediante la colocación de las manos juntas en frente del tercer ojo, que es frente a la cabeza y es una manera muy especial y hermosa, llena de profundidad  de todo el respeto dentro de nosotros.

En esta posición encontramos cierto punto de equilibrio y armonía que permite que reposemos y hace de igual manera que fluya toda nuestra energía.

Científicamente cuando el lado izquierdo y derecho de tu cerebro se encuentran juntas en esta posición, se equilibran entre sí volviendo a su punto más original. Cuando las manos se empalman en el centro del corazón, significa que todas nuestras acciones tienen que encontrarse en plena armonía y gobernar todo tu ser con el conocimiento correcto.

Aunque en el Occidente el término “Namasté” por lo general se emplea en pleno conjunto con el gesto, son inseparables en la India, se entiende entonces que el mismo gesto cuenta con el significado Namasté, y no es necesario hacer la conjunción diciendo la palabra mientras se procede a  inclinar la cabeza.

Al juntar nuestras manos cerca del chakra que pertenecen al corazón, la creencia nos afirma que acrecentamos el flujo de las energías positivas, y al inclinar nuestra cabeza y cerrar nuestros ojos nuestra mente se focaliza en el flujo de toda la energía, que hace crecer el amor por los demás y la mente por un momento declina plenamente a favor del corazón. Esta clase de inclinación de la cabeza es una indicación de forma simbólica de respeto reconocido universalmente en otras culturas también.

Publicidad de Google AdSense:

Deja un comentario